El Patriotismo mexicano.

Laura Machuca de Silveyra*

Patriotismo

El patriotismo se define como el orgullo que siente un individuo por la tierra que lo vio nacer, sus costumbres y tradiciones.

La mejor forma de manifestarle respeto y amor a la patria es mediante nuestro trabajo honesto y nuestra contribución al bienestar común.

El sentimiento patriótico se forma desde que somos pequeños, y poco a poco va extendiéndose, primero amando a nuestro municipio, estado y nación.

Así como en la familia tenemos un apellido que nos distingue de los demás, dentro de los países que componen el mundo, el nuestro tiene su nombre y es México, con características que lo identifican y hacen único como son nuestros símbolos patrios: el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional, así como nuestras costumbres, comidas, ideas y tradiciones.

Ahora que se aproxima el día de la Bandera, quisiéramos compartirles un poco sobre lo que éste representa.

24 de Febrero de 1821,  Día de la Bandera.

El 24  de Febrero de 1821, los mexicanos conmemoramos el día en que se adoptó nuestra Enseña Patria.

Al promulgarse el Plan de Iguala y unirse las tropas de Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, se creó el Ejército Trigarante, que habría de poner término a once años de lucha por la independencia.

Durante la estancia de las tropas trigarantes en la ciudad de Iguala, Iturbide decidió adoptar una nueva bandera que representara  los ideales del movimiento de Independencia.

Ésta constaba de tres franjas diagonales en que aparecía un color diferente en cada franja, simbolizando: el blanco, la pureza de la religión católica; el verde el movimiento insurgente; finalmente, el rojo, representa al grupo español adherido al impulso libertador. En cada franja en la parte superior se veía una estrella y otra en el centro sin el águila mexicana.

Con la entrada del Ejercito Trigarante a la ciudad de México y consumada la independencia, el 2 de noviembre de 1821, Iturbide decretó que la  Bandera de México fuese con los mismos colores, pero las franjas verticales y en el orden que perdura hasta nuestros días, verde, blanco y rojo, colocándose al centro el águila con corona imperial, las alas caídas, posada sobre el legendario nopal.

En 1823, ya caído el imperio de Agustín de Iturbide, se quitó la corona al águila y se agregaron al blasón las ramas de encino y de laurel como símbolo de la República.

A lo largo de los años han sido varias las ocasiones en que ha cambiado la posición del águila, de frente o de perfil con las alas extendidas, hasta 1916, cuando el Presidente Venustiano Carranza decretó que recobrara su antiguo estilo, de perfil y devorando una serpiente sobre el nopal. Finalmente, las modificaciones que dieron a nuestra bandera su actual aspecto provienen del decreto del Presidente Gustavo Díaz Ordaz, de fecha 27 de diciembre de 1967.

Finalmente les compartimos este bonito poema a nuestra Bandera Mexicana.

¡Feliz día de la Bandera!

Poema A la Bandera Mexicana por Enriqueta Palacios

¡Bandera de mi Patria, pendón de tres colores
amor de los amores que nunca olvidaré,
a ti vengo anhelante de amor y de cariño
para ofrendarte todo mi corazón de niño,
Bandera mexicana, baluarte de mi fe!

Bandera mexicana, emblema de mi raza
que simbolizas gloria y esperanza y amor,
vengo a cantarte ahora y a ofrendarte mi vida
y a jurarte ¡oh, Bandera, mi Bandera querida,
morir si es necesario en aras de tu honor!

Ya pronto seré grande y, entonces, mi Bandera,
haré que te respeten y haré que dondequiera
flotes altiva y digna como siempre soñé;
harán ¡oh, mi gloriosa Bandera mexicana,
mis brazos de hombre libre o mujer ciudadana
que todo el mundo entero se incline ante tu piel

Pero entretanto llega ese lejano día,
en que probarte pueda mi promesa y valor,
acepta, mi Bandera, en este hermoso día,
mi corazón de niño, mis cantos, mi alegría,
mis ansias, mis anhelos. ¡Enseña de mi amor!

¡Bandera de la Patria, pendón de tres colores!
amor de los amores que nunca olvidaré,
a ti vengo anhelante de amor y de cariño
para ofrendarte todo mi corazón de niño,
Bandera mexicana, baluarte de mi fe!

Bibliografía:

 

Brain Rules de John Medina (Primera parte)

Laura Machuca de Silveyra*

John Medina, especialista en biología molecular del desarrollo y profesor de la Universidad de Washington, apasionado investigador sobre cómo se organiza y reacciona nuestra mente, comparte 12 reglas básicas del aprendizaje en su libro Brain Rules, New York Times Best Seller.

Regla 1: El ejercicio aumenta el poder del cerebro.

Hacer ejercicio no sólo ayuda a tu cuerpo, también a tu mente por dos sencillas razones: aumenta el nivel de oxígeno al cerebro e incrementa la conexión entre neuronas, reduciendo el estrés y favoreciendo la atención y solución de problemas.

  • Nuestros cerebros fueron hechos para caminar 20 km diarios.
  • Si quieres mejorar tus habilidades de pensamiento, ¡muévete!
  • El ejercicio permite que llegue sangre al cerebro,  con la glucosa que da energía, el oxígeno para eliminar radicales libres tóxicos  y las proteínas para mantener las conexiones entre neuronas.
  • Hacer ejercicio aeróbico dos veces a la semana reduce el riesgo de demencia y puede bajar hasta un 60% la probabilidad de desarrollar Alzheimer.

Regla 2: El cerebro humano se ha adaptado.

El cerebro es un órgano de supervivencia.  Nuestra capacidad de resolver problemas, aprender de nuestros errores y crear alianzas con otras personas, nos ayuda a sobrevivir.

  • El cerebro humano es más complejo  y poderoso que el de los animales, debido a una capa gelatinosa llamada CORTEZA CEREBRAL,  es allí donde ocurren la percepción, la imaginación, el pensamiento,  el lenguaje, el juicio y la decisión.
  • El pensamiento o razonamiento simbólico es un talento único del  ser  humano. Quizá surgió de la necesidad de entender las necesidades y motivaciones de otros, para la convivencia en grupos.

Regla 3: Cada cerebro está conectado de manera diferente.

Lo que haces y aprendes en la vida, físicamente cambia la forma en que se ve tu cerebro. Literalmente se reconecta.  Las experiencias crean nuevas conexiones en tu cerebro. Ninguna persona  tiene el mismo cerebro, ni exactamente las mismas experiencias.

 

Regla 4: No ponemos atención a cosas aburridas.

Nuestra previa experiencia, influenciada por la memoria y  la cultura, nos dice a qué debemos prestar atención. El cerebro no es capaz de realizar múltiples tareas a la vez, por lo que debemos intercalar cada una de nuestras labores para ser eficientes.

  • Somos mejores  viendo patrones y abstrayendo el significado de un evento, que si queremos grabarnos los detalles.
  • Las emociones positivas ayudan al cerebro a aprender.
  • Puedes perder a tu audiencia después de 10 minutos, pero la puedes recuperar con narrativas  o eventos llenos de emotividad.

Regla 5: Repite para recordar.

El cerebro humano solo puede retener alrededor de 7 fragmentos de información en menos de 30 segundos. Si deseas retener la información por más tiempo, debes exponerte constantemente a ésta. Debes repetirla para recordarla.

  • El cerebro tiene diferentes sistemas de la memoria y etapas para procesar, conectar, almacenar, recordar y olvidar.
  • Entre más elaboradas conexiones se realicen al recibir una información en el momento inicial del aprendizaje, se fortalecerá la memoria.
  • La información entrante se fragmenta y envía a diferentes partes de la CORTEZA CEREBRAL para ser almacenada.
  • Será más fácil recordar algo reproduciendo el ambiente y las condiciones del aprendizaje inicial.

Regla 6: Recuerda para repetir.

Toma años consolidar la memoria. La mejor forma de hacerlo es recordar para repetir lo aprendido.

  • La mayor parte de la información es olvidada en minutos, pero la que sobrevive ese frágil período se fortalece a través del tiempo.
  • Nuestro cerebro nos permite tener una visión aproximada de la realidad, ya que mezcla aprendizajes o conocimientos nuevos y pasados y los almacena juntos.
  • Para que nuestra  memora a largo plazo sea más confiable hay que incorporar información nueva gradualmente y repetirla, en intervalos de tiempo
  • Dice John Medina: “En las escuela del futuro, las clases están divididas en módulos de 25 minutos, repetidas cíclicamente durante el día”, porque así podrá almacenarse a largo plazo dicha información. 
Puedes ver el siguiente video en inglés, donde John Medina explica las 12 reglas del aprendizaje: http://brainrules.net/brain-rules-video
Bibliografía:
  • Medina, J. (2008) Brain Rules. Estados Unidos: Pear Press