¿AULAS DEL SIGLO XXI O EDUCACIÓN DEL SIGLO XXI?

Laura Machuca de Silveyra*

A nivel neurológico, el aprendizaje sucede cuando se conectan neuronas y se forman redes sinápticas, las cuales a su vez dependen de la genética, la alimentación y del ambiente de aprendizaje, es decir de la riqueza de estimulación que recibe quien aprende, siempre y cuando dichos estímulos se reciban con la adecuada  frecuencia, intensidad, velocidad y variedad para lograr activar los procesos neurológicos que concluyen en la sinapsis o conexión de neuronas e incluso formar surcos o huellas a nivel neurológico.

En la actualidad, la cantidad y velocidad de estímulos que recibe una persona desde la infancia es mayor que en cualquier época pasada. Si hablamos de la etapa escolar, por un lado, nos encontramos  con todos los contenidos, recursos y materiales con que cuenta un sistema escolarizado y, por otro, toda la información que el alumno recibe fuera del ambiente escolar por medio de  la radio, televisión, prensa, cine, Internet, videojuegos, dispositivos móviles, etc. Tanta información, de diferente calidad una de otra, sin un orden progresivo y sin una meta o fin a conseguir, trae como resultado dudas y lagunas en los contenidos aprendidos.

Por ello, para que se logren los aprendizajes deseados a nivel escolar, hoy más que nunca es necesario proporcionar a los alumnos estímulos adecuados durante un período de tiempo preciso, con la intensidad y velocidad requeridas, en una forma motivante y atractiva, a través de técnicas, metodologías, estrategias, situaciones de aprendizaje y recursos variados que propicien el óptimo desarrollo de las habilidades motrices, perceptuales, lingüísticas y cognitivas (razonamiento analítico-lógico-crítico, abstracción, síntesis, clasificación, valoración, etc). Por es,  países como Finlandia o Corea promueven, como pilares en su estrategia educativa, la estimulación temprana y múltiples oportunidades de desarrollo para sus niños desde la primera infancia (con apoyo de los padres) y en la edad preescolar, etapas de oro para desarrollar su potencial y aumentar las posibilidades de éxito en su vida académica.

Existen muchos aspectos que podríamos impulsar para mejorar el rendimiento escolar, como fomentar la lectura desde edad temprana, facilitar el conocimiento de otros idiomas, iniciarlos en la música o en el razonamiento lógico-matemático a través del juego y la exploración,  son un buen ejemplo. Gracias a la tecnología esto ya no es privativo de instituciones de muy alto poder adquisitivo. Ahora, por ejemplo, los centros educativos pueden contar con apoyo de maestros nativos para enseñar inglés, a través de recursos interactivos y videos diseñados especialmente para que niños de diferentes grados escolares escuchen, hablen, lean y escriban en inglés.

Pero los niños necesitan guía, sobre todo si ponemos a su alcance tecnología, tenemos que ser selectivos ante los contenidos que pueden quedar expuestos, por un lado para evitar riesgos y por otro lado, porque un niño o niña, por su propio gusto e interés se pondrá a jugar Angry Birds, Dora la Exploradora o con algún otro tipo de videojuego o aplicación para su entretenimiento, no precisamente por ser muy educativo.

Las nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones están transformando los procesos educativos. Si antes se impartían conocimientos solo con la explicación del docente, en la actualidad éste puede hacer uso de un sin fin de herramientas como los laboratorios de idiomas, los pizarrones interactivos, los proyectores, la TV,  la computadora, tabletas móviles, etc., que potencialmente pueden proporcionar al alumno una gran cantidad de estímulos haciendo atractivo el proceso enseñanza-aprendizaje. Los salones de clase dotados de estos equipos se conocen como “aulas del siglo XXI”.

Pero tenemos que aprender a utilizar estas herramientas en forma inteligente. A fin de cuentas, todos estos equipos son un medio y no un fin. ¿Cuantos pizarrones interactivos se utilizan en la actualidad únicamente como pantallas costosas para exhibir películas a los alumnos?

Las aulas interactivas necesitan contenidos digitales de calidad. Más allá de gráficos profesionales y con excelente diseño, se requieren contenidos que favorezcan un aprendizaje efectivo en torno a las competencias que se pretende desarrollar en los alumnos. En cuanto a los contenidos, también hay que saber que hay  extraordinarias aportaciones de la “Neuropsiciología del aprendizaje” al campo de la pedagogía para optimizar el procesos enseñanza-aprendizaje, que representan un salto cuántico respecto a la pedagogía tradicional y al uso de la tecnología.

Otro elemento fundamental para maximizar el beneficio de utilizar tecnología en el aula es la capacitación del docente para usarla. Aunque cada vez hay más maestros que dominan estas tecnologías, aún hay camino que recorrer en  la actualización docente, para preparar maestros del siglos XXI, no sólo para el dominio de las TICS,  sino también formados para fortalecer su rol de guías para ofrecer situaciones de aprendizaje significativo y facilitadores  de la generación de proyectos con la participación de sus alumnos.

Como educador pregúntate: ¿has incorporado nuevas estrategias y metodologías acordes a los diferentes estilos de aprendizaje y a las inteligencias múltiples?  Busca y aplica nuevos modelos y estrategias para una aprendizaje efectivo, no es bueno seguir anclados en enseñar de la misma manera que nosotros aprendimos. Eso no significa que debemos desechar las prácticas pedagógicas de antes, mas bien, replantearnos lo que si debemos rescatar de ellas y lo que conviene ahora integrar para fortalecer nuestra práctica docente y los resultados en el aprendizaje y desarrollo de nuestros alumnos.

“La educación es una profesión ambivalente. En ella te puedes aburrir soberanamente, y vivir cada clase con una profunda ansiedad; pero también puedes estar a gusto, rozar cada día el cielo con las manos, y vivir con pasión el descubrimiento que, en cada clase, hacen tus alumnos”, dijo José Manuel Esteve, un enamorado de la educación, Catedrático de la Universidad de Málaga, considerado uno los mejores pedagogos de Europa, quien dedicó mucho de su trabajo de investigación a recuperar en los profesores el orgullo de serlo, razón por lo cual lo cito y comparto.

Tecnologías de información y comunicación. Sólidos programas educativos. Contenidos digitales para lograr el desarrollo óptimo de las funciones cognitivas y las competencias, incluyendo las habilidades de lenguaje. Maestros enamorados de su profesión y preparados para los nuevos métodos y recursos. Eso es educación del siglo XXI.

Tenemos que prepararnos para ese nuevo entorno lleno de incertidumbres pero también de grandes oportunidades. Como dice Bill Gates: “Las mismas fuerzas tecnológicas que harán tan necesario el aprendizaje, lo harán agradable y práctico”.

¡Aprende a usar inteligentemente la tecnología para educar mejor!

*Laura Machuca de Silveyra es cofundadora de Eduspark, empresa mexicana especialista en el desarrollo de software educativo para educación básica

4 pensamientos en “¿AULAS DEL SIGLO XXI O EDUCACIÓN DEL SIGLO XXI?

  1. Es interesante el articulo pero se queda en un nivel muy genérico e introductorio me gustaría que publicaran sobre algún sofware en particular,sea de matemáticas, español o ciencias. Gracias

  2. Artículo muy acertado y acertivo. Es necesario que todos los educadores estemos inmersos en las nuevas tecnologías y aprovecharlos con fines didácticos y lúdicos. Ojalá se abran mayores posibilidades para acceder a estas oportunidades

  3. Es muy cierto que la tecnología es la forma de educar en el presente y siguientes siglos, pero no debemos dejar de lado las prácticas anteriores que han sido funcionales, al final de cuentas las personas que nos han heredado o nos están dejando éstos avances en la forma de enseñar, vienen de aprender de esas formas de enseñanza.

    • ¡Hola Xóxhitl! Estamos de acuerdo contigo. El aprendizaje nunca debe ser dirigido por la tecnología. Los profesores enseñan y son los guías. La tecnología apoya para que sean los alumnos los que desarrollen competencias. ¡Saludos! :)

Los comentarios están cerrados.